Game of Thrones
Game of Thrones
Game of Thrones
Game of Thrones
Game of Thrones
Game of Thrones
Game of Thrones
Game of Thrones
Game of Thrones
Game of Thrones
Game of Thrones
Game of Thrones

Game of Thrones y el arte de la expectativa. | Reseña T. 8 Ep. 1

A veces parece que odiamos esperar, que no nos gusta que nos obliguen a hacerlo, que queremos que aquellas cosas que anhelamos pasen sin demora. Pero después llega una serie que nos hace esperar… esperamos 595 días desde que Viserion derrumbó el muro, o desde que Cersei y Daenerys al fin se conocieron. Además esperamos dos temporadas desde que sabemos que Jon no es hijo de Ned, y si fuiste muy perspicaz (o si buscaste en internet) desde este momento sabías que era hijo de Rhaegar y Lyanna.

Esperamos desde 2011 a que los Stark se volvieran a reunir y fue desde aquel año también que esperábamos a que el invierno llegara, y que Ned Stark estuviera ahí para verlo…

Creemos que odiamos esperar pero luego llega un serie que nos mantiene a la expectativa cada minuto… y nos encanta…

Este domingo 14 de abril se estrenó el primer capítulo de la 8va temporada de Game of Thrones, la que será la última en donde veremos a aquellos personajes que nos han marcado desde hace ocho años, así que por fin, la espera terminó.

Y lo que puedo ver en este capítulo no es más que un juego con nuestras expectativas, dándonos cosas que esperábamos, pero dejándonos dudas para esperar algo más.

LO QUE ESPERÁBAMOS

Nos dieron un abrazo de Arya y Jon, un simple abrazo que se siente como el momento más emotivo del capítulo, que lo podemos sentir por la felicidad en el rostro de Arya, esa fugaz mueca que hace antes de correr hacia él, por la fuerza en los brazos de Jon, y porque lo esperábamos desde hace más de 60 capítulos…

Más reuniones, Sansa con Tyrion, Arya con Gendry y The Hound, Bran y Jaime (BRAN y JAIME, pero de ellos hablaremos en un momento).

Y nos dieron el gran momento, aquello que queremos que sepa Jon desde que nosotros lo supimos, y es que al fin Sam le dijo su verdadero origen y le hizo ver lo que esto conlleva, lo que me lleva al siguiente punto.

LO QUE NOS HACEN ESPERAR

Jon Snow, o mejor dicho, Aegon Targaryen, sabe por fin que es hijo de Rhaegar y que, por lo tanto, él tiene más derecho por el trono que Daenerys (que recordemos que es hermana de Rhaegar y por lo tanto, tía de Jon), pero nos dejan con una gran duda, que además nos la dicen literalmente para que quede bien clara, y es que cuando Daenerys se entere ¿Aceptará que Jon es el heredero? ¿Dejará el trono que ha buscado toda su vida? Pero no sólo eso. ¿Jon quiere ser rey? ¿Cómo va afrontar esta noticia? Otra vez, expectativa.

Finalmente, tras 50 minutos de capítulo, el juego regresa y nos muestran una mirada entre Jaime y Bran, una escena que nos remonta al final del capítulo 1 de la temporada 1 cuando Jaime avienta a Bran por la ventana de la Torre Rota de Winterfell haciendo que (junto con la muerte de Jon Arryn) ocurra toda la historia que hemos visto.

Y ahí termina, no nos dan más que una reacción del Lannister que sabe bien lo que hizo, pero que cree que Bran no recuerda nada porque no sabe que es el Cuervo de tres ojos. Pero Bran recuerda, y no sólo eso, sabía que se encontraría con Jaime, nos lo dejan claro cuando le dice a Sam que “está esperando a un viejo amigo”.

Es así que el primer capítulo de la última temporada de Game of Thrones podríamos reducirlo en un “¿Qué sigue ahora?”. Tenemos solamente 5 capítulos más y con esto resolveremos por fin quién se quedará con el trono, qué personajes morirán esta temporada y cómo se resolverán (o no) los conflictos entre todos los demás personajes.

No nos queda más que seguir esperando (aunque ya muy poco) para saber cómo termina esta épica historia. Yo no sé ustedes pero he esperado mucho tiempo por esta temporada final, y ahora que ya la tenemos aquí, no quiero que termine. Pero así como en la historia, las cosas no siempre son como nos gustaría… esta serie perdería su personalidad si nos dieran siempre las cosas como las queremos, no nos queda más que seguir jugando al juego de las expectativas, y a ellos, en la historia, al Juego de Tronos.

 

Y ahora… unos memes.

reflecto films

reflecto films

reflecto films

reflecto films

reflecto films

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *